Datos

Como todo el mundo sabe, cualquier trabajo de investigación se basa en anotar y analizar los datos obtenidos.

Cuando tenía sólo 11 tiestos en el balcón, conocía casi de memoria el historial de cada planta, era fácil porque eran pocas. Pero, desde que tengo un huerto de verdad, el tema se ha complicado. Ahora es necesario un control más serio.

Desde enero he estado anotando, para cada planta: nombre, origen, siembra (fecha, lugar y procedimiento), trasplante (fecha, lugar y procedimiento), fecha primera flor, frutos (fecha primer fruto, cantidad total y características) y fecha de defunción. También apunto los sucesos relevantes en la vida de la planta y si interesa o no guardar semilla para la próxima temporada. Total, 15 datos para cada planta. Sí, ya sé que son demasiados, la próxima temporada, cuando sepa cuales son los que realmente me aportan información, espero reducirlos.

Comencé anotando a mano en una libreta de tapas gustosas, en plan naturalista del siglo XIX, pero he tenido que acabar reconociendo que es infinitamente más útil una fría hoja de cálculo, que permite ordenar, comparar y buscar los datos a velocidad supersónica.

También me resulta muy eficaz un mapa del huerto, donde voy anotando lo que tengo plantado en aquel momento. Lo tengo dividido en cuadrículas de 15 cm.

Mapa del huerto

(Para los curiosos: las iniciales que aparecen en el mapa son de tomates y pimientos de varias procedencias, judías, albahaca, habas, calabacín, menta, perejil, fresas, geranios, coleus y jazmín).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: