Archive for the ‘pimientos’ Category

El 40 de mayo

15 mayo 2010

Por fin, ya está, ya llevo las sandalias y camisetas de manga corta. Ya he guardado la chaqueta y las botas, para mí éste es un hito importante cada año, un punto de inflexión, marca un antes y un después. Y le tenía unas ganas…

Sí, ya sé, ya te oigo: “hasta el cuarenta de mayo… “, pero entiéndelo, no podía aguantar ni un día más, esperaba este momento desde hace mucho.

Ya empecé a impacientarme cuando las tortugas salieron de su reposo para anunciarme que el buen tiempo se había puesto en camino. Desde entonces el sol ha estado yendo y viniendo, esperando paciente a que marcharan definitivamente las lluvias.

Ahora por fin ha vuelto para quedarse, lo sé seguro porque esta vez han sido las hormigas las que han salido para avisarme, y ellas nunca me fallan.

Mis amigas las hormigas. Hay gente que se desespera con ellas, no entiendo porque, como si su pulcritud quedara en entredicho cuando ellas aparecen. Supongo que no saben que es al revés: cuando hay hormigas ya no hay que preocuparse tanto por la limpieza: a la menor migaja, ellas se encargan.

A mi me parecen reconfortantes, se toman la molestia de llegar hasta mi casa (¡¡un doceavo piso!!) para recordarme que comparto el planeta con otras especies. Y les agradezco el recordatorio, a veces la locura del día a día hace que pierda el norte de vista.

Anuncios

Análisis al final del proceso: 271 tomates

15 septiembre 2009

A 15 de septiembre, doy por finalizada la temporada de tomates. Aquí está el recuento final:

siembra: 34 siembras de tomate, todas tamaño cherry sembradas el día 21/3 en el exterior y trasplantadas posteriormente a su lugar definitivo. Todas han sobrevivido al trasplante.

producción: 271 tomates recogidos en 17 tomateras. De las tomateras que no han dado fruto: 7 eran siembras a la sombra (visto lo visto, nunca más) y otras 7 eran de la variedad “hivernacle” (la madre resultó fantástica, pero sus semillas han resultado híbridas). Este es el desglose:

Variedad / Tomateras sembradas / Tomates cosechados
bombilla / 3 / 5
cerise / 8 / 115
gold nugget / 2 / 27
hivernacle / 10 / 3
estrella / 10 / 121
ditmarcher / 1 / 0
total / 34 / 271

maduración: todos tomates han madurado bien,

plagas: araña roja en la segunda quincena de agosto, bastante controlada (ninguna plaga en 2008, araña roja y oidio en 2007),

fecha de recolección: primera quincena de julio a la primera de septiembre (septiembre y octubre en 2008, agosto y septiembre en 2007).

Análisis de los datos:

– Si descontamos las 14 tomateras que no dieron fruto por causas conocidas, tenemos un ratio de 17 tomateras han dado fruto en 20 siembras. Me parece un buen promedio. Doy por buenos los procesos de siembra y transplante empleados.

– A diferencia de temporadas pasadas, todos los tomates han finalizado su proceso de maduración. Era un tema que tenía pendiente y que, por fin, creo resuelto: en años anteriores los tomates que no maduraron correctamente procedían de semillas de tomates del super. Este año todos tenían otros orígenes.

– No han aparecido plagas importantes, creo que he conseguido un buen equilibrio(humedad, clima, abono) en el ecosistema del huerto. Pulverizar las hojas con agua ha mantenido controlada la araña roja.

– La producción total de este año es superior a la de años anteriores (271 tomates en 2009, 154 en 2008, 124 en 2007). Pero como también había + tomateras, el dato valorable sería la producción media por planta, que es ligeramente menor que la del año pasado: 271 tomates /17 tomateras = 16 en 2009, 154/9= 17 en 2008 y los 124/20=6 en 2007.

– La producción hubiera sido mayor si el huerto vertical hubiera disfrutado de sol. Es algo que no puedo mejorar, no puedo cambiarlo a otro lugar, no tengo + espacio. Me resigno a no sembrar más tomates allí, aunque espero una buena producción de lechugas para este otoño…. 🙂

– El intervalo de recolección varía en un mes según el año, entiendo que depende del clima que toque en suerte. Esta variable depende del azar, es lo que le da emoción al asunto.

– Las variedades bombilla, hivernacle y ditmarcher, las descarto.

– Las variedades cerise, gold nugget y estrella, un éxito en cuanto a cantidad. En cuanto a calidad los gold nugget vistosos pero bastante sosos de sabor y los cerise muy minis y algo ácidos para mi gusto. Me quedo de lejos con la variedad estrella, dulces, productivos y de un tamaño aceptable (1,5 cm de diámetro).

Propósitos para la siguiente temporada:

– Mantener los propósitos del año pasado que han dado buenos resultados: utilizar sólo semillas propias o probadas por otros con éxito, plantar en zonas protegidas del viento, mejor en macetero hondo, mejor sujetas en la barandilla que con palos verticales.

Repetir con la tomatera estrella.

Probar con variedades de frutos más grandes (2-3 cm de diámetro), que no sean híbridas y que hayan sido probadas con éxito. Ya he hecho mi petición a San Infojardin.

– Plantar tomates sólo en zonas con sol.

Quedan estas notas para la próxima temporada. Ahora es tiempo de arrancar las pocas tomateras que quedan y mimar la siembra de otoño, mientras, los pimientos, las berengenas y las guindillas siguen su curso…

Guindilla - Huerto en un balcón de Barcelona

Así estamos

26 octubre 2008

Pimientos
Son los últimos representantes del verano. Los frutos han ido enrojeciendo, sólo queda algún despistado, imagino que sucumbirán a la que llegue el frío.

Lechuga
Los plantones de apio que me dio Montse están preciosos, pero a medida que crecen van pareciendo cada vez más unas preciosas lechugas. Comenzamos a dudar seriamente del garden que se los vendió.

Canónigos
Los sembré directamente a voleo, de momento van progresando. Como son pequeños, la idea es cultivarlos entre otras de ciclo más largo.

Guisantes
He ido sembrando directamente en zonas cerca de la baranda y de la pared, para que encuentren algo a que lo que agarrase cuando lo necesiten. Han germinado bien y andan por los 6 cm de altura, pero no están contentos, las hojas tienen manchas claras y están débiles. Sólo sé que la causa no son las semillas dado que entre los afectadas hay distintos orígenes. En todos los casos aparecen los mismos síntomas, debe ser alguna plaga.

Soja y lentejas
Compré soja y lentejas en la sección de legumbres de una tienda de productos biológicos, eran para cocinar pero guardé unas cuantas para sembrarlas. Hice pruebas de siembra en potecitos en el interior y directamente en un rincón del huerto, funcionó mejor el segundo. De momento han germinado y parece que tienen ganas de crecer.

Remolacha
También hice pruebas de siembra y también mejor directamente en un rincón del huerto que en el interior en potecitos. Cuando las plantitas lo pidieron las trasplanté al lugar definitivo. No había cultivado nunca y ha resultado ser muy vistosa (de momento, que aún nos queda trecho por andar). Las hojas son de un verde intenso y los nervios y tallos, rojos. Ya lo confirmaré cuando lo pruebe, pero entiendo que la remolacha es muy productiva porque podré aprovechar tanto raíces como hojas.

Pimientos, de la siembra al fruto

28 octubre 2007

La pasada primavera me animé tanto sembrando tomateras que no me quedó espacio para los pimientos.

A mediados de septiembre conseguí un hueco y sembré directamente allí las semillas de pimiento. Sabía que era tarde, pero el otoño en Barcelona es muy suave, además, necesitaba experimentar como evolucionaban.

(Sí, ya lo sé, si lo hubiera previsto, podría haber sembrado tres semanas antes en semillero y hubiera ganado tiempo. Pero no se me ocurrió.)

Despuntaron a los 10 días, apretados y decididos.

pebrots-inici.jpg

Para que tuvieran espacio suficiente para desarrollarse, eliminé unos cuantos (tranquilos, no los asesiné, los trasplanté en tiestos para amigos y familiares). A los 40 días de la siembra, llegaron las primeras flores.

pebrots-flor.jpg

Hoy, a los 50 días de la siembra, las flores han decidido iniciar su transformación. Me maravilla tanto este proceso…

pero, ¡oh! ¡Sorpresa! No son pimientos, son guindillas, ¡equivoqué las semillas!

pebrots-guindilla.jpg

Pimientos. Extraer y conservar las semillas.

18 junio 2007

El otro día hablé del origen de mis semillas de tomate, hoy le toca al turno a las semillas de pimiento.

Cada vez que troceo un pimiento en la cocina me queda, supongo que como a todo el mundo, a un lado los trozos de pimiento y, al otro, el volcán de semillas.

pebrots-volca-cru.jpg

Los trozos de pimiento los incorporo al guiso, sin mirarlos. Queda entonces el volcán, rebosante de semillas, mirándome burlón, “¿a que no eres capaz de despreciarme?”. Tengo más semillas de pimiento de las que podré sembrar en toda una vida, pero sigo guardando todas las que me encuentro por el camino.

He comprobado que, a diferencia de las semillas de tomate, las de pimiento primero hay que secarlas antes de sembrarlas, si no, se pudren bajo tierra. Es por eso que guardo el volcán en un rincón ventilado y discreto, con el tiempo va encogiendo y perdiendo humedad hasta quedar listo para su almacenaje.

pebrots-volca-sec.jpg

Todas las semillas de pimiento rojo que he recolectado en mi cocina han germinado y han dado buenos frutos (entre uno y tres por planta). Una vez experimenté con semillas de pimiento amarillo (lo compré expresamente del super), no germinaron. Mi intención es ir probando con todas las variedades.

Alguien me dijo que los todos los pimientos verdes lo son porque se recolectaron antes de que les diera tiempo a cambiar de color. Yo sólo he experimentado con pimientos rojos y doy fe de que éstos primero son verdes, después pasan al color violeta y finalmente al rojo.