Archive for the ‘remolacha’ Category

Intercambio de semillas

21 septiembre 2009

A veces, cuando no tengo otra manera de obtenerlas, siembro semillas de hortalizas compradas. Es por experimentar, soy consciente de que la mayoría no serán capaces de reproducirse, bien porque habrán sido tratadas para que no puedan hacerlo, y así mantener el negocio de la venta de semillas, o bien porque han sido recolectadas antes de llegar a la maduración total, con lo que las semillas no han terminado correctamente su proceso de formación.

También a veces he comprado sobrecitos, me han producido tanto buenas como malas experiencias, y nunca un ejemplar exacto a la foto que se mostraba en el sobre.

Por lo general, intento obtener semillas de mi propio huerto (o del de un amigo), las razones son de peso:

1. Garantizo la producción: una semilla conocida tiene un árbol genealógico conocido. Si sé como eran sus padres y sus abuelos puedo predecir con bastante exactitud como serán la nueva planta y sus frutos.

2. Preservo el material genético: al intercambiar mis semillas, aseguro que no se pierden variedades que no están en el mercado, aunque yo deje de cultivarlas, otros las mantendrán, y las extenderán en sus intercambios…

3. Y, por último, porque es una cuestión de principios: me niego a pagar por las semillas, son patrimonio de todos.

Este año los tomate estrella iban saliendo tan buenos que al comerlos no me podía resistir y separaba las semillas, y venga guardar y guardar … Así que, si a alguien le apetece sembrar mis semillas, sólo tiene que darme su dirección postal por mail y se las envío en breve.

A mi me interesan semillas de hortalizas que hayan sido probadas con éxito durante años y que se adapten bien al huerto urbano, sean las que sean, aunque ahora mismo lo que ando buscando con + ganas es remolacha suave y dulce (la que tengo del año pasado resultó muy picante).

1/10/09 Actualización del post:

Se acabó. No me quedan + semillas de tomate estrella. Las he repartido por toda España y han llegado incluso a Francia. Espero que a todos los receptores se os den bien las cosechas.

Anuncios

Remolacha – el desenlace

2 febrero 2009

Los expertos dicen que las variedades más pequeñas maduran entre las 8 y 12 semanas, y las normales entre 14 y 16. Sabía que estos datos son orientativos, que siempre depende de las condiciones de cada cual, tampoco sabía si mi variedad era tipo “pequeña” o tipo “grande. Pero, a falta de experiencia, era toda la información que tenía.

Mònica me dijo que esperara y eso hice, pero el domingo, cuando me di cuenta de que estábamos en la semana 17, me entró el pánico y procedí a la extracción total.

Nos la comimos en la ensalada. Estuve buscando consejos de cómo prepararla, la mayoría de recetas proponían cocerla, pero pensé que en crudo mantendría mejor las propiedades, así que la pelé y la corté en lonchas. Era muy muy roja, y sorprendentemente dulce…

No sé si habría podido crecer más, pero me pareció que el tamaño era aceptable, similar a la foto del sobre.

Remolacha

19 enero 2009

La remolacha es una hortaliza muy completa: se aprovecha todo y, además, es muy decorativa. ¿Cómo no la descubrí antes?

De jóvenes, las hojas son de un verde intenso, y los nervios y tallos, rojos. Después, con la madurez, las hojas oscurecen, los verdes van pasando progresivamente a tonos morados.

Las sembré todas juntas el 5 de octubre directamente en un rincón del huerto. Las semillas provenían de un sobre comprado, variedad Detroit.

Cuando tenían unos 5 cm, las trasplante, separadas entre sí como mínimo 15 cm, a zonas más céntricas del huerto. Y aunque el trasplante en hortalizas de raíz suele estar desaconsejado, todas se han desarrollado sin problemas.

He ido cortando hojas a medida que las necesitaba (quizás esto perjudique el posterior engorde de la raíz, no lo sé…) Lo que sí puedo asegurar es que las hojas de remolacha, mezcladas con lechuga y canónigos, son muy sabrosas, y dan un vistoso color a la ensalada.

La gran incógnita ahora es si sabré reconocer el gran momento cuando llegue. He retirado un poco de tierra y algo se ve. ¿Qué? ¿La saco ya?

El color del huerto

19 diciembre 2008

La Navidad en mi huerto viste verdes intensos, vivos y saludables.

Sospecho que los culpables son el compost que añadí hace dos meses, antes de sembrar, y el frío que está haciendo ahora, que mantiene las plantas brillantes y turgentes.

Comparten espacio lechugas, canónigos, guisantes, remolacha, perejil, menta y habas… Las semillas de espinacas no quisieron germinar, lástima, ahora estarían espectaculares.

Posan para la foto dos lechugas muy despiertas.

Así estamos

26 octubre 2008

Pimientos
Son los últimos representantes del verano. Los frutos han ido enrojeciendo, sólo queda algún despistado, imagino que sucumbirán a la que llegue el frío.

Lechuga
Los plantones de apio que me dio Montse están preciosos, pero a medida que crecen van pareciendo cada vez más unas preciosas lechugas. Comenzamos a dudar seriamente del garden que se los vendió.

Canónigos
Los sembré directamente a voleo, de momento van progresando. Como son pequeños, la idea es cultivarlos entre otras de ciclo más largo.

Guisantes
He ido sembrando directamente en zonas cerca de la baranda y de la pared, para que encuentren algo a que lo que agarrase cuando lo necesiten. Han germinado bien y andan por los 6 cm de altura, pero no están contentos, las hojas tienen manchas claras y están débiles. Sólo sé que la causa no son las semillas dado que entre los afectadas hay distintos orígenes. En todos los casos aparecen los mismos síntomas, debe ser alguna plaga.

Soja y lentejas
Compré soja y lentejas en la sección de legumbres de una tienda de productos biológicos, eran para cocinar pero guardé unas cuantas para sembrarlas. Hice pruebas de siembra en potecitos en el interior y directamente en un rincón del huerto, funcionó mejor el segundo. De momento han germinado y parece que tienen ganas de crecer.

Remolacha
También hice pruebas de siembra y también mejor directamente en un rincón del huerto que en el interior en potecitos. Cuando las plantitas lo pidieron las trasplanté al lugar definitivo. No había cultivado nunca y ha resultado ser muy vistosa (de momento, que aún nos queda trecho por andar). Las hojas son de un verde intenso y los nervios y tallos, rojos. Ya lo confirmaré cuando lo pruebe, pero entiendo que la remolacha es muy productiva porque podré aprovechar tanto raíces como hojas.