Archive for the ‘tomates’ Category

El 40 de mayo

15 mayo 2010

Por fin, ya está, ya llevo las sandalias y camisetas de manga corta. Ya he guardado la chaqueta y las botas, para mí éste es un hito importante cada año, un punto de inflexión, marca un antes y un después. Y le tenía unas ganas…

Sí, ya sé, ya te oigo: “hasta el cuarenta de mayo… “, pero entiéndelo, no podía aguantar ni un día más, esperaba este momento desde hace mucho.

Ya empecé a impacientarme cuando las tortugas salieron de su reposo para anunciarme que el buen tiempo se había puesto en camino. Desde entonces el sol ha estado yendo y viniendo, esperando paciente a que marcharan definitivamente las lluvias.

Ahora por fin ha vuelto para quedarse, lo sé seguro porque esta vez han sido las hormigas las que han salido para avisarme, y ellas nunca me fallan.

Mis amigas las hormigas. Hay gente que se desespera con ellas, no entiendo porque, como si su pulcritud quedara en entredicho cuando ellas aparecen. Supongo que no saben que es al revés: cuando hay hormigas ya no hay que preocuparse tanto por la limpieza: a la menor migaja, ellas se encargan.

A mi me parecen reconfortantes, se toman la molestia de llegar hasta mi casa (¡¡un doceavo piso!!) para recordarme que comparto el planeta con otras especies. Y les agradezco el recordatorio, a veces la locura del día a día hace que pierda el norte de vista.

Intercambio de semillas

21 septiembre 2009

A veces, cuando no tengo otra manera de obtenerlas, siembro semillas de hortalizas compradas. Es por experimentar, soy consciente de que la mayoría no serán capaces de reproducirse, bien porque habrán sido tratadas para que no puedan hacerlo, y así mantener el negocio de la venta de semillas, o bien porque han sido recolectadas antes de llegar a la maduración total, con lo que las semillas no han terminado correctamente su proceso de formación.

También a veces he comprado sobrecitos, me han producido tanto buenas como malas experiencias, y nunca un ejemplar exacto a la foto que se mostraba en el sobre.

Por lo general, intento obtener semillas de mi propio huerto (o del de un amigo), las razones son de peso:

1. Garantizo la producción: una semilla conocida tiene un árbol genealógico conocido. Si sé como eran sus padres y sus abuelos puedo predecir con bastante exactitud como serán la nueva planta y sus frutos.

2. Preservo el material genético: al intercambiar mis semillas, aseguro que no se pierden variedades que no están en el mercado, aunque yo deje de cultivarlas, otros las mantendrán, y las extenderán en sus intercambios…

3. Y, por último, porque es una cuestión de principios: me niego a pagar por las semillas, son patrimonio de todos.

Este año los tomate estrella iban saliendo tan buenos que al comerlos no me podía resistir y separaba las semillas, y venga guardar y guardar … Así que, si a alguien le apetece sembrar mis semillas, sólo tiene que darme su dirección postal por mail y se las envío en breve.

A mi me interesan semillas de hortalizas que hayan sido probadas con éxito durante años y que se adapten bien al huerto urbano, sean las que sean, aunque ahora mismo lo que ando buscando con + ganas es remolacha suave y dulce (la que tengo del año pasado resultó muy picante).

1/10/09 Actualización del post:

Se acabó. No me quedan + semillas de tomate estrella. Las he repartido por toda España y han llegado incluso a Francia. Espero que a todos los receptores se os den bien las cosechas.

Análisis al final del proceso: 271 tomates

15 septiembre 2009

A 15 de septiembre, doy por finalizada la temporada de tomates. Aquí está el recuento final:

siembra: 34 siembras de tomate, todas tamaño cherry sembradas el día 21/3 en el exterior y trasplantadas posteriormente a su lugar definitivo. Todas han sobrevivido al trasplante.

producción: 271 tomates recogidos en 17 tomateras. De las tomateras que no han dado fruto: 7 eran siembras a la sombra (visto lo visto, nunca más) y otras 7 eran de la variedad “hivernacle” (la madre resultó fantástica, pero sus semillas han resultado híbridas). Este es el desglose:

Variedad / Tomateras sembradas / Tomates cosechados
bombilla / 3 / 5
cerise / 8 / 115
gold nugget / 2 / 27
hivernacle / 10 / 3
estrella / 10 / 121
ditmarcher / 1 / 0
total / 34 / 271

maduración: todos tomates han madurado bien,

plagas: araña roja en la segunda quincena de agosto, bastante controlada (ninguna plaga en 2008, araña roja y oidio en 2007),

fecha de recolección: primera quincena de julio a la primera de septiembre (septiembre y octubre en 2008, agosto y septiembre en 2007).

Análisis de los datos:

– Si descontamos las 14 tomateras que no dieron fruto por causas conocidas, tenemos un ratio de 17 tomateras han dado fruto en 20 siembras. Me parece un buen promedio. Doy por buenos los procesos de siembra y transplante empleados.

– A diferencia de temporadas pasadas, todos los tomates han finalizado su proceso de maduración. Era un tema que tenía pendiente y que, por fin, creo resuelto: en años anteriores los tomates que no maduraron correctamente procedían de semillas de tomates del super. Este año todos tenían otros orígenes.

– No han aparecido plagas importantes, creo que he conseguido un buen equilibrio(humedad, clima, abono) en el ecosistema del huerto. Pulverizar las hojas con agua ha mantenido controlada la araña roja.

– La producción total de este año es superior a la de años anteriores (271 tomates en 2009, 154 en 2008, 124 en 2007). Pero como también había + tomateras, el dato valorable sería la producción media por planta, que es ligeramente menor que la del año pasado: 271 tomates /17 tomateras = 16 en 2009, 154/9= 17 en 2008 y los 124/20=6 en 2007.

– La producción hubiera sido mayor si el huerto vertical hubiera disfrutado de sol. Es algo que no puedo mejorar, no puedo cambiarlo a otro lugar, no tengo + espacio. Me resigno a no sembrar más tomates allí, aunque espero una buena producción de lechugas para este otoño…. 🙂

– El intervalo de recolección varía en un mes según el año, entiendo que depende del clima que toque en suerte. Esta variable depende del azar, es lo que le da emoción al asunto.

– Las variedades bombilla, hivernacle y ditmarcher, las descarto.

– Las variedades cerise, gold nugget y estrella, un éxito en cuanto a cantidad. En cuanto a calidad los gold nugget vistosos pero bastante sosos de sabor y los cerise muy minis y algo ácidos para mi gusto. Me quedo de lejos con la variedad estrella, dulces, productivos y de un tamaño aceptable (1,5 cm de diámetro).

Propósitos para la siguiente temporada:

– Mantener los propósitos del año pasado que han dado buenos resultados: utilizar sólo semillas propias o probadas por otros con éxito, plantar en zonas protegidas del viento, mejor en macetero hondo, mejor sujetas en la barandilla que con palos verticales.

Repetir con la tomatera estrella.

Probar con variedades de frutos más grandes (2-3 cm de diámetro), que no sean híbridas y que hayan sido probadas con éxito. Ya he hecho mi petición a San Infojardin.

– Plantar tomates sólo en zonas con sol.

Quedan estas notas para la próxima temporada. Ahora es tiempo de arrancar las pocas tomateras que quedan y mimar la siembra de otoño, mientras, los pimientos, las berengenas y las guindillas siguen su curso…

Guindilla - Huerto en un balcón de Barcelona

Ten siempre más proyectos que recuerdos

1 septiembre 2009

El otro día re-encontré el texto completo de donde extraje el subtítulo de este blog, no recuerdo la fuente original. Aquí lo dejo:

Ten siempre más proyectos que recuerdos, es la única forma que conozco de mantenerse joven.

Dedícate a algo de lo que jamás te quieras jubilar. Por mucho que te cueste pagar las facturas. Por mucho que en las reuniones de antiguos alumnos te miren mal. Es mejor dedicarse toda una vida a algo que te divierte pese a no llegar a fin de mes, que pasarte un solo día trabajando únicamente por dinero.

También te diré que nada de todo esto vale la pena sin alguien que te haga ser incoherente. Ni flores, ni velas, ni luz de luna, el verdadero romanticismo es que alguien te empuje a hacer cosas de las que jamás te creíste capaz y que arrase de un plumazo con tus principios, tus valores, tus yo nunca, tus yo qué va.

Dos emociones inútiles asociadas al pasado, arrepentimiento y culpa, y una emoción inútil asociada al futuro, la preocupación. Cuanto antes de desprendas de las tres, antes empezarás a apreciar lo único que tienes.

Y una emoción que va a estar siempre ahí y con la que tendrás que aprender a convivir, se llama miedo. Miedo al fracaso. Miedo al qué dirán. Miedo a perder lo que tienes. Miedo a conseguirlo. Miedo a saber poco de la vida. Miedo a tener razón.

tomaquetes final. Huerto en un balcón de Barcelona

Las tomateras van sucumbiendo, la semana pasada ya arranqué varias (trasplanté en su lugar los pimientos y berenjenas que sembré a mediados de mayo, creo que voy tarde). Cuando las arranque todas, publicaré el recuento final y las conclusiones.

Plaga en las tomateras. Araña roja

15 agosto 2009

He estado dos semanas de vacaciones, dejé el riego automático al mando del huerto y un montón de tomates a punto de madurar. Al volver me lo he encontrado plagado de tomates rojos diciendo cómeme, pero también la mayoría de las hojas marcadas con los inconfundibles puntitos, ha vuelto mi gran enemiga: la araña roja.

Araña roja - Huerto en un balcón de Barcelona

A estas alturas de la cosecha no necesito grandes soluciones. La mayoría de tomates están listos para recolectar así que sólo pretendo aguantar los pocos que quedan por madurar.

Para al menos dificultar la propagación, he eliminado los tomates afectados, eran pocos, he arrancado enteras las tomateras que no tenían pinta de producir más, a las que todavía tenían tomates por madurar les he podado todas las ramas infectadas. Y finalmente me he dedicado a pulverizar con agua en el envés de las hojas que han quedado en horas de no sol, lo haré cada noche durante unos días, a ver que pasa.

De todas maneras, dado que esta plaga se repite cada año en mi balcón, he decidido ponerme las pilas y buscar de una vez información por internet, la conclusión de mi búsqueda es que Picarona ya hizo este trabajo impecablemente y está todo aquí. http://picarona.blogspot.com/2008/07/guerra-laranya-roja-guerra-la-araa-roja.html

Me hace gracia lo de introducir ácaros “buenos” que se comen los ácaros “malos”, pero si es caro no cuadra con la filosofía de mi huerto. No sé, quizá me informe de si venden lotes asequibles para mini huertos.

Tomates. Análisis a mitad del proceso

5 julio 2009

Según el recuento de la semana pasada, tengo 44 tomateras y 159 tomates, repartidos en distintas zonas de distinta profundidad. Los datos detallados se muestran en el croquis que abajo adjunto. Tengo que agradecer la inestimable ayuda de C. y la de J. en la toma de datos.

Cada cuadrado representa un área de 15 x 15 cm, la letra indica la especie, y los dos números la altura de la planta y el número de tomates.

Croquis y recuento a primeros de julio

Especies:

Tb = bombilla, origen Picarona (Les Franqueses del Vallès – Esporus), 3 unidades
Tc = cerise (marca vilmorin), origen Picarona (Candín – Asturias), 6 unidades
Tg = gold nugget, origen Picarona (Candín – Asturias), 2 unidades
Te= estrella, origen mi cosecha del año anterior (no sé de donde salió), 7 unidades
Th= hivernacle, origen cosecha del año anterior (tomatera comprada en un garden), 7 unidades
Td = ditmarcher, origen Picarona (Espiets – Francia), 2 unidades
Tx = ni idea, supongo que tiramos sin querer algún tomate al compost y al abonar quedaron las semillas en la tierra.

Todas las tomateras fueron sembradas el mismo día (21 de marzo, hace 15 semanas) y ahora mismo tienen diferentes tamaños y están en diferentes etapas. No tiene mucho sentido compararlas porque son especies diferentes y cada una va a su ritmo. Pero hay una variedad, la cerise marca vilmorin, que sí planté en varias zonas para poder hacer comparaciones. De momento ganan de calle las dos cerise que están en la parte izquierda del huerto vertical (30 y 26 tomates respectivamente).

Impresionante el exitazo del huerto vertical respecto al horizontal. A pesar de que tiene menos sol porque está situado en una parte más interna del balcón, luce de una frondosidad y de una producción muy superior, permite además que los espacios entre plantas sean inferiores, ¡me caben más!. La necesidad de riego es mucho menor y ocupa mucha menos superficie de balcón.

Huerto horizontal

Huerto horizontal. Huerto en un balcón de Barcelona


Huerto vertical

Huerto vertical. Huerto en un balcón de Barcelona

Creo que el truco está en su forma, permite un gran volumen de tierra que mantiene la humedad y las raíces pueden profundizar hasta donde les apetece.

Baja laboral

16 junio 2009

Estas últimas semanas, y gracias a mi pequeño accidente y su posterior recuperación, he podido aparcar la molesta costumbre de salir corriendo de casa a las 7 de la mañana para ir a trabajar y he podido disfrutar de una visita diaria al huerto antes de sentarme tranquilamente a desayunar.

Cada día el mismo recorrido y siguiendo el mismo protocolo: daba los buenos días a las tortugas mientras llenaba la regadera con agua de su estanque, y después saludaba cada una de las plantas mientras le ofrecía su riego diario, ellas me mostraban sus logros y yo les ayudaba en lo que podía: un tutor, alguna hoja seca…

Esta semana he vuelto a incorporarme al horario de siempre y se han acabado mis visitas matutinas al huerto, he dejado el riego automático al mando y ahora mis visitas sólo podrán ser por la tarde.

En este tiempo las tomateras han crecido y se han llenado de flores. Ahora ya han decidido pasar a la acción, han aparecido decenas de tomatitos verdes que dentro de nada comenzarán a cambiar de color.

tomaquets verds

Tomates, planificación

3 mayo 2009

Siento el retraso, he estado ocupada en lo de siempre por estas fechas, ya sabes, estudiando y re-estudiando como colocar la mayor cantidad posible de tomateras en mi huerto.

El objetivo era el de siempre: aumentar la producción respecto a los años anteriores, además, este año no tengo escusa, el huerto es + grande, ahora tengo dos: el huerto horizontal y el huerto vertical.

Pero esto de planificar no es sencillo, había bastantes variables a considerar, cada especie necesita un rinconcito adecuado a sus necesidades (las que necesitan tutores cerca de barandillas y paredes, donde pueda sujetarlas fácilmente, las variedades altas en los maceteros + profundos, todas con su espacio mínimo, pero sin pasarse ni un milimetro, que cuantas más quepan mejor…) Y yo, evidentemente, necesito que la composición sea bonita, y variada, y gustosa, y el riego automático necesita llegar a todos los puntos…

Después de darle unas cuantas vueltas, el croquis definitivo es éste:

Huerto enun balcón de Barcelona. Planificacion huerto

Donde:

Las zonas en gris están ocupadas por plantas fijas o bien por impedimentos varios. Son zonas sin posibilidad de colocar nada.

Las zonas verdes son espacios previstos para variedades que no son tomates, todavía por concretar, posiblemente albahaca, calabacín, pimientos…

La zona más profunda del recipiente vertical (F y G) es donde están los ficus benjamina, ahora la necesito para preparar y colocar las macetitas de plantel, también tengo experimentos varios, pero más adelante me gustaría plantar allí algún arbol frutal.

Las zonas rojas son las tomateras, todas las variedades que me mandó Picarona y las que mejor resultado me dieron el año pasado.

Tb = bombilla, origen Picarona (Les Franqueses del Vallès – Esporus), 3 unidades

Tc = cerise (marca vilmorin), origen Picarona (Candín – Asturias), 6 unidades

Tg = gold nugget, origen Picarona (Candín – Asturias), 2 unidades

Te= estrella, origen mi cosecha del año anterior (no sé de donde salió), 7 unidades

Th= hivernacle, origen cosecha del año anterior (tomatera comprada en un garden), 7 unidades

Td = ditmarcher, origen Picarona (Espiets – Francia), 2 unidades

En los huecos que quedan blancos espero ir sembrando y recolectando especies de ciclo corto y cuyas raíces ocupen poco: espinacas, lechugas… también están los rabanitos pero es que en casa no nos gustan a ninguno. Pero será difícil, este tipo de hortalizas sólo me aguantan bien de noviembre a marzo. En verano mi balcón es caluroso, la superficie de la tierra se seca rápidamente, las lechugas sobreviven pero no disfrutan de la vida, están escuálidas, secas, amargas.

Tengo que encontrar variedades de verano, dicen los libros que haberlas haylas.

Hay maneras más sencillas de sembrar (o donde dije digo…)

7 abril 2009

Hace un año explicaba aquí mi procedimiento de siembra: primero germinación, sin tierra y con calor, después plantar el brote en un potecito con tierra, después mantener dentro de casa con una serie de cuidados constantes, después trasplantar al exterior, primero en un lugar protegido, y finalmente en la ubicación definitiva.

Un procedimiento tan meticuloso tiene sentido, por ejemplo, en la huerta “industrial”, empresas que producen miles (¿millones?) de plantones perfectos para que los hortelanos puedan avanzar la temporada. Les va el negocio en ello, no se pueden permitir depender de variables como el clima.

Pero, en mi caso, me he dado cuenta de que no tiene sentido: es demasiado complicado. A mí me da igual conseguir los tomates unas semanas antes y, en estas condiciones, hay maneras más sencillas de sembrar, sin tantas atenciones ni tantos trasplantes.

Como sabéis, el proceso de siembra depende de dos cosas, humedad y temperatura. Si controlamos estas dos variables tenemos el éxito asegurado.

Respecto el control de la temperatura, es fácil, no hay que controlarla, cada estación ofrece la temperatura adecuada para que germinen y se desarrollen perfectamente los cultivos de su temporada. Y está claro que las plantas de temporada son las únicas que quiero para mi huerto, son las productivas y vistosas. Las que no son de temporada quizás sobrevivirán con cuidados “artificiales” en el interior, pero fracasarán en cuanto las trasplante al huerto.

Respecto la humedad, la semilla necesita humedad constante pero sin encharcarse (imprescindible un buen drenaje). Lo que yo hago es regar asiduamente (no dejar nunca que la tierra se seque) y cubrir la zona con un recipiente impermeable (plástico, cristal) que hace de mini-invernadero (mantiene la humedad y suaviza los cambios de temperatura) hasta que el plantón sea lo suficiente mayor para valerse por si mismo (4 o 5 cm…).

Si la siembra es en recipiente, me va muy bien dejarlo encima de una maceta con tierra, así el agua sobrante sale fácilmente y la tierra de debajo mantiene la humedad durante más tiempo

Conclusiones:

1. sembrar sólo plantas de temporada

2. no es necesario sembrar el interior, la temperatura en el exterior de casa es siempre la adecuada para las plantas de temporada.

3. la tierra debe estar siempre húmeda pero no mojada.

Respecto al recipiente de siembra, eso es ya depende de las circunstancias, yo siembro en la ubicación final sólo si la tengo clara y está disponible. Si no, siembro en recipientes previos y después trasplanto.

Este invierno he sembrado lechugas, guisantes, canónigos, remolacha y habas, todo directamente en la ubicación final y todo ha ido saliendo bien.

Hace dos semanas inicié las siembras de primavera, en recipientes, porque las hortalizas de invierno todavía ocupan el huerto y, además, así las tengo + controladas, hay distintas variedades y es fácil liarse.

Las tomateras que me regaló Picarona ya asoman, he puesto los recipientes sobre el huerto (junto a las lechugas y de las habas), por lo de la humedad, y los mantengo tapados, así:

Tomates, final temporada 2008

21 octubre 2008

A 21 de octubre, doy por finalizada la temporada de tomates. Aquí está el recuento final:

– 38 siembras de tomate, entre enero y abril, de distintas procedencias, todas tamaño cherry,

– 9 tomateras dieron fruto (20 en 2007), a las que mejor les ha ido estaban sujetas a la pared o a la barandilla, la que más produjo estaba en el recipiente hondo,

– 154 tomates recogidos (124 en 2007),

– 40 tomates no maduraron (en 2007 no los conté, pero creo que era una cantidad parecida),

– 114 tomates maduraron correctamente, el 75% procedía de 4 tomateras de semillas del super, el resto de las semillas compradas,

– plagas: ninguna (araña roja y oidio en 2007),

– recolección: septiembre y octubre (agosto y septiembre en 2007).

Análisis de los datos:

– De las 39 siembras sólo 9 llegaron a dar fruto. No me parece un mal promedio teniendo en cuenta que muchas fueron experimentos (condiciones de siembra, semillas de origen dudoso, pruebas de trasplante…)

– Ninguna de las semillas compradas dió buena producción, eran todas del mismo sobre, germinaron pero progresaron lentamente y dieron pocos frutos y endebles.

– Igual que en la temporada pasada, siguen habiendo muchos tomates que no maduran, las flores fecundan, el fruto crece bien, pero cuando es el momento de enrojecer, se quedan como están. Y lo peor: sigo sin saber porqué.

– La producción por planta ha aumentado bastante respecto a la temporada anterior (154/9= 17 tomates/planta frente los 124/20=6 del 2007), quiero creer que se debe a que he ido poniendo en práctica todos los propósitos que me impuse el año pasado. Y la producción todavía hubiera sido mayor si las semillas compradas no hubieran fallado…

– Se confirma lo que ya apuntaba la temporada anterior: se desarrollan mejor y producen más las tomateras plantadas en el macetero hondo, puede ser por que a las raíces les gusta + desplazarse en vertical o bien por las condiciones del macetero en cuestión (menos viento, hay una pared donde ir atando las ramas).

– Mejor atadas en la barandilla que con palos, quedan + sujetas, les afecta menos el viento.

– No han aparecido plagas, creo que han ayudado a ello el clima y el abono.

– El mes de diferencia en la recolección muestra que el clima ha sido muy distinto respecto a la temporada anterior, hay que tenerlo en cuenta, de hecho, como las condiciones no son las mismas, las comparativas de los puntos anteriores no son del todo rigurosas.

Propósitos para la siguiente temporada:

– Mantener los propósitos del año pasado, parece que funcionan. Mantendré incluso también lo de utilizar semillas compradas, me daré otra oportunidad, quiero pensar que esta vez simplemente tuve mala suerte y me tocó el sobre defectuoso. Pero, desde luego, no volveré a utilizar el mismo sobre de esta vez.

– Plantaré las tomateras en las zonas donde pueda atarlas bien, que en mi balcón hay mucha corriente de aire, será en el recipiente hondo y en los laterales del plano.

– Investigar porqué muchos tomates no maduran.

– Sembrar semillas de la tomatera estrella de esta temporada, la más productiva y que, además, ha dado los tomates de mejor sabor (suave y dulce).

El año pasado me sirvieron en un postre, como adorno, unos frutos anaranjados que no conocía, las semillas tenían aspecto de seguir activas. La tomatera estrella es hija de uno de esos frutos anaranjados, no lo entiendo, ¿aquel postre era un tomate disfrazado?, ¿quizá cambié las semillas?

Dejo aquí un ejemplar de fruto anaranjado (evidentemente arrugado después de 1 año) y un tomate de la tomatera estrella, ¿son parientes o no?

Tomateras, análisis a mitad de proceso

15 julio 2008

El objetivo era superar la cosecha del año anterior, y con esa idea me he dedicado a aplicar religiosamente todas las posibles mejoras que se me han ocurrido:

– Cambio de recipiente: paso de macetas a tabla de cultivo (ya sabes, mi huerto de verdad).

– Las semillas del año pasado eran todas de tomates del super, este año proceden del garden o de plantas que dieron buen resultado el año pasado.

He mejorado todas las variables que se me han ocurrido, pero no contaba con la variable más variable (y menos controlable) de todas: el clima. Esta primavera ha sido mucho más fría respecto a la del año pasado y muy desequilibrada en cuanto a precipitaciones (marzo y abril excesivamente secos, mayo y junio excesivamente lluviosos):

1971-2000 2007 2008
Temperatura (ºC)
Marzo 7,0 11,1 6,6
Abril 8,3 14,4 9,4
Mayo 11,7 17,3 12,9
Precipitaciones (mm)
Marzo 46,0 19,2 25,6
Abril 55,2 117,0 24,3
Mayo 66,0 39,0 114,3

Una vez listadas todas las diferencias respecto el año pasado, el recuento de esta temporada es el siguiente:

25 tomateras, todas tamaño cherry, de distintas procedencias:

– 8 tienen frutos
– 4 tienen flores
– 13 todavía no tienen flores

A destacar el mal aspecto que actualmente lucen las tomateras: demasiado espigadas, pocas hojas, tallos largos y frágiles que se alargan desesperados buscando la luz.
Supongo que la causa de este “look” fue la falta temperatura y de sol en primavera, provocaron que las tomateras crecieran tarde y mal.

A las + afectadas les he cortado la parte superior del tallo principal con la esperanza de que, antes de liarse a dar frutos que serían seguro endebles, concentren la energía en el engorde de la planta y de las ramas bajas.

Ya veremos a final del proceso, pero lo que está claro es que la diferencia en el clima respecto el año anterior desvirtúa cualquier comparativa. Como muestra: el año pasado este recuento de “cuando los tomates más avanzados están a punto de enrojecer” fue justo un mes antes.

La buena noticia es que, afortunadamente, pasando de mi y de mis cavilaciones, la naturaleza continúa inexorable su trabajo, impecable.

Flores

2 julio 2008

Nos vamos hoy durante durante dos semanas y, si no hay sorpresas con el agua (ya te comenté, voy a dejar el riego automático al mando), imagino que el aspecto del huerto variará considerablemente en este tiempo, porque las flores que ahora lo inundan desaparecerán para dar paso a los frutos.

Disfrutemos pues ahora de las flores. Así están, a día de hoy, las lechugas, los tomates, las judías y el calabacín:

Tomates – final del proceso

7 septiembre 2007

Todavía quedan tomates por recoger, hay incluso algunas flores que posiblemente se convertirán en fruto; pero las tomateras se van secando, cada vez son menos. Con el mes de septiembre han iniciado su inevitable declive y esto significa que llegó el momento de hacer recuento:

– 35 tomateras en 11 recipientes
– 20 tomateras han dado frutos
– 124 tomates recolectados hasta hoy

Mis conclusiones:

– Las semillas de los tomates que compro en el super (que son tomates procedentes de semillas hibridas) germinan y se convierten en plantas, pero no todas estas plantas consiguen producir tomates, en mi caso han dado fruto 20 de 35 (un 57%).

– No tengo datos contrastables pero, según los expertos, las plantas obtenidas con este tipo de semillas (hijas de híbridas) son más débiles y de menor producción que las obtenidas de semillas o de plantel comprados en el garden.

– A mayor volumen del recipiente, mayor y más productiva es la tomatera. Esta conclusión es importante para aquellos que aspiren a que la cosecha de su balcón les permita prepararse una ensalada diaria.

– Tengo otra conclusión para los que quieran cultivar en recipientes realmente reducidos (no lo he probado en menos de 25 litros) sin importarles las cantidades obtenidas: es posible y los tomates obtenidos son vistosos y sabrosos.

– La tierra necesita alimento, hay que abonarla, esto lo aprendí gracias a los problemas de plagas y demás ocurridos en junio.

Mis propósitos (en lo que a tomates se refiere) para la próxima temporada:

– En cuanto a semillas trabajaré en dos direcciones: sembraré las de los mejores tomates que ha producido mi huerta este año y, además, probaré también con las semillas del garden.

– Antes de sembrar cambiaré toda la tierra por tierra nueva y la abonaré. La tierra vieja no está enferma, sólo está cansada, irá al compost.

Quedan ahora mismo unos 30 tomates que todavía no están maduros. Sé que muchos de ellos no prosperarán porque están ahí desde hace demasiado tiempo, las plantas se fueron secando y han quedado los frutos colgando a medio hacer (¿será también culpa de las semillas?)

tomaquets-imma-g.jpg

Tomateras. Plagas.

14 junio 2007

Hay problemas. Las ramas de las tomateras amarillean cada vez + rápidamente. Al principio me pareció la evolución normal porque son siempre las de más abajo, así que iba cortando y listos. Pero ahora el proceso se ha acelerado y, de tanto cortar, las matas comienzan a verse muy peladas por su parte inferior.

No sé a que se debe. He buscado por la red, en los foros, y no encuentro nada. Las hojas no se retuercen, no hay puntos negros. Simplemente cambian de color, pasan del verde al amarillo, después al ocre, van perdiendo fuerza y se reducen hasta convertirse en un colgajo seco. Quizás tiene que ver con la composición de la tierra, o con el calor, o quizás ésta es la evolución normal, no sé, la buena noticia es que a los tomates parece no afectarles, siguen creciendo a buen ritmo.

tomaquets-plaga-groga.jpg

Pero es que además se ha instalado una plaga en el balcón. Casi todas las plantas tienen diminutos puntitos blancos en las hojas. En la tomatera más afectada he visto unas telarañas minúsculas en el envés y en la base de las hojas.

tomaquets-plaga-arana.jpg

Creo que es araña roja. He cortado las ramas + dañadas (éstas no hay ido a la compostera, que me la contaminarían) y he comenzado a pulverizar las hojas con agua, aunque no tengo claro que este remedio sea correcto en el caso de las tomateras, tenía entendido que no les gusta que les mojen las hojas. Descartado evidentemente, gracias Daniel, cualquier tipo de control químico).

Hay otros tratamientos, pero creo que de momento no haré nada +. Supongo que las hojas afectadas no se recuperarán, pero espero que no vaya a +. Mi esperanza es que los tomates maduren antes de que la plaga pueda afectarles.

Tomateras, análisis a mitad del proceso

10 junio 2007

Como ya comenté, en febrero sembré las semillas de los tomates interesantes que habían pasado por mi plato, un poco de todo: cherry, alargado, redondo…

Casi todas las semillas germinaron. Fui eliminando las más débiles hasta dejar 3 matas por recipiente. A dia de hoy, cuando los tomates más avanzados están a punto de enrojecer, el recuento (gracias a I. por su inestimable ayuda) es el siguiente:

32 tomateras
61 flores sanas (con posibilidades de fecundación)
137 tomates

Destacan los siguientes datos:

6 tomateras han optado por no echar flores
24 tomateras tienen menos de 10 flores o tomates

El recipiente de mayor volumen (350 litros) ha producido matas más productivas, ¡pero no todas están allí!, hay plantas con el mismo nivel de productividad en las jardineras más pequeñas (9 litros). Mi primera conclusión es que el cultivo en un recipiente de mayor volumen ofrece + posibilidades de éxito que en uno menor. Mi segunda conclusión, y para mi infinitamente + útil, es que, aun siendo + difícil, el cultivo en un recipiente menor ¡es posible!.

A destacar las 4 tomateras provistas de más de 15 tomates. Todas ellas tienen tallos gordos y hojas muy verdes. Son las elegidas, ellas me proveerán de buenas semillas para la próxima cosecha.

Tomates. Fecundación.

23 mayo 2007

Van apareciendo tomates entre las hojas. Esta mañana he contado 23 en total.

Supongo que, para favorecer la continuidad de la floración, debería cortar las flores que se vayan marchitando, pero es que todavía no sé distinguir entre las flores que tienen posibilidades convertirse en fruto y las que no, con lo cual no corto ninguna por si acaso. Espero aprenderlo pronto.

Son muchas las flores se han marchitado sin dar fruto, es una pena, tanto esfuerzo para nada. He estado dándole vueltas, sólo se me ocurren dos posibles causas:

1. las semillas que utilicé no saben hacer + (eran híbridas),
2. falta de insectos polinizadores (en un piso 14 en medio de la ciudad suele haber pocos).

Si es por las semillas, para estas tomateras ya no hay solución. Tomo nota para el año que viene: utilizar semillas biológicas, lo que supondrá cambiar mis premisas (su origen no podrá ser mi cocina).

Por si acaso fuera por la falta de insectos, que no creo porque alguno hay, casi diariamente he ido acariciando las flores con un pincel, y últimamente con el dedo, para que se polinicen.

tomaquets-flores-marchitas-junto-ok-y-tomate.jpg

Tomates. Siembra.

17 mayo 2007

Los expertos aconsejan germinar las semillas de tomate en semillero y trasplantar al lugar definitivo cuando los plantones tienen unos 15 cm de altura.

Hasta hora yo he sembrado siempre directamente en el lugar definitivo y nunca he tenido problemas, supongo que porque, al tratarse de un balcón, los brotes quedan protegidos de vientos, lluvias y demás.

Pero no descarto lo del semillero, ganaría un mes o más de disponibilidad de las macetas del balcón, es una opción a valorar.

Este año sembré directamente, a finales de febrero. En mi archivo de semillas tenía muchas variedades para elegir: cherry, alargado, redondo… todas tenían en común que provenían de mi ensalada y que eran variedades pequeñas. Escogí un poco de todo.

El método de siembra fue fácil: un papel por maceta cubierto con 1 cm de tierra.

tomaquets-terra.jpg

Antes de dos semanas aparecieron los visitantes del subsuelo, tímidos pero decididos.

tomaquets-brote.jpg

Los brotes competían apretujados, pero yo sólo permitía tres plantas por maceta así que fui arrancando hasta dejar sólo a los elegidos. Mis criterios de selección eran dos: los troncos + gruesos y lo + alejados posible los unos de los otros.

Lo de tres plantas por maceta es nuevo de este año, el año pasado puse una tomatera por maceta y me pareció que la maceta hubiera podido con +.

Cuando las plantas me lo pidieron las fui atando, cuando eran jóvenes (máx. 20 cm) les bastó un palillo del japo a modo de guía, de adultas sustituí los palillos por cañas finas.

tomaquets-palo.jpg

El resultado es que ahora mismo tengo unas 30 tomateras de entre 30 y 60 cm.

Y ayer vi el primer tomate. Tiene 1 cm de diámetro. Espectacular.

tomaquets-primero.jpg

Tomates. Extraer y conservar las semillas.

14 mayo 2007

Para conseguir tomateras viables se pueden comprar semillas o, mejor aún, los plantones en centros de jardinería o incluso por internet , aunque evidentemente esta segunda opción no es aceptable según mis premisas.

Lo que yo hago es agenciarme de las semillas de los tomates interesantes (especies pequeñas y gustosas) que me voy encontrando por el camino (normalmente en la ensalada que me estoy comiendo).

He probado varios procedimientos, el mejor es sacarles las semillas con el dedo y untar una servilleta de papel (mejor si es porosa) con el preciado botín.

El resultado es el siguiente:

tomaquets-llavors-1.jpg

Normalmente además anoto en una esquina de la servilleta que característica me atrajo del tomate en cuestión.

Si quisiera plantar inmediatamente ya podría (lo he probado y funciona), pero lo habitual es que no sea la época adecuada, así que tengo un método para guardar las semillas de una manera fáci, limpia y ordenada hasta que quiera germinarlas.

Pongo la servilleta a secar, mínimo dos dias, en algún lugar ventilado y discreto, y cuando está bien seca separo la lámina con semillas y la recorto. Queda así:

tomaquets-llavors-2.jpg